Blogia
chicatristeenlaluna

sobre lo raro

"Este mentirse a sí mismo lo describe magistralmente Dostoyewski en "Crimen y Castigo”. Un preso condenado a muerte, quiere dormir toda su última noche. Se despierta un minuto. En ese minuto se despierta también un perro que ladra un minuto. Ambos se duermen. Horas más tarde pasa lo mismo: El preso se despierta un minuto al mismo tiempo que el perro ladra un minuto. Al amanecer sucede lo mismo por tercera vez. El preso se despierta en la mañana diciendo que no pudo dormir porque toda la noche ladró un perro.

A juzgar por los textos mesopotámicos, la más antigua preocupación de los hombres es “despertar totalmente”. Todas las doctrinas esotéricas subrayan esta “maña” del hombre que le hace unir sus pequeños estados de conciencia, como el prisionero de Dostoyewski, y olvidar que entre ellos hay grandes lagunas de sueño."




tomado de El Pato Donald y el budismo Zen
de Alejandro Jodorowski.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Bnando -

Muy acertado. estoy de acuerdo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres